martes, 8 de septiembre de 2009

LEYENDO LA NATURALEZA, parte 5

Azton y la Hormiga wendeunk@yahoo.com.ar

Hola, soy la Hormiga, y junto con Azton vamos a entregarles un conocimiento básico acerca de la vida natural y cómo leerla para que ustedeclip_image002s, los humanos, puedan beneficiarse más aún de lo que ella tiene para darles. En este caso se trata de leer, de aprender a conocerla más en la intimidad.

Nos ha parecido bien armar una serie de escritos para que ustedes puedan ir paso a paso, involucrándose en ella, a través de nosotros, los animales.

En esta quinta parte les brindo los fundamentos del tótem animal que vibra con cada uno de ustedes; ¿nos acompañan?

DESCUBRIENDO Y TRABAJANDO TU TÓTEM ESPIRITUAL ANIMAL

Mediante sueños y meditaciones

Trabajar con nuestro animal simbólico o totémico (los términos son sinónimos), es un proceso que nos ayudará en nuestro auto-descubrimiento, y también nos enseñará sobre la vida y el mundo que nos rodea.

El espíritu animal muchas veces se nos revela a nosotros por medio de nuestro subconsciente durante el sueño y la meditación. En esos momentos, los animales nos indican información valiosa sobre nuestro pasado, presente y futuro, así como también nos ayudan en situaciones que estamos atravesando ahora.

Los animales también se nos presentan para identificarse ellos mismos como nuestra guía espiritual, y por lo tanto nuestro animal totémico. Esto requiere de nosotros prestar atención, y aprender más sobre lo que este animal representa, y así poder trabajar con él.

Los animales tienen un agudo sentido del propósito e instinto. Estas son características valiosas de las que podemos aprender acudiendo a su guía, y observando su comportamiento en nuestros sueños y meditaciones.

La meditación es simplemente un estado de sueño conciente, por lo que puedes usar los siguientes pasos para ayudarte a identificar tu animal:

1. Comienza con un diario de tu tótem animal. Te sugiero tenerlo junto a la cama o en el sector donde medites. Esto es porque querrás registrar tus experiencias una vez de regreso de tu caminata matinal o al retornar de una meditación profunda.

2. Ve a dormir o meditar más o menos a la misma hora del día o de la noche, cada día o noche. Tu mente subconsciente es una criatura de hábito. A medida que te introduzcas en la rutina, te será más fácil relajarte, y el símbolo de tu animal llegará con más facilidad.

3. Asegúrate que tu entorno te conduzca a la relajación. Es difícil encontrar a nuestro tótem animal cuando dejamos la TV encendida, o si la habitación es un caos. El subconsciente ama el orden, y será más cooperativo si no hay distracciones ni desorden a tu alrededor a la hora de dormir o meditar.

4. Comienza tu sueño o sesión de meditación estableciendo la intención de identificar tu tótem animal. Debes dar una clara directiva a tu mente subconsciente y a tu espíritu, y el mundo espiritual del animal sabrá que te quieres comunicar con él. Hablándote silenciosamente a ti mismo, repetí tu intención de encontrarte con el espíritu de tu animal durante tus sueños. Puedes usar la siguiente frase, o bien inventar la tuya propia:

"En este momento, recibo la visión del animal. En este momento, el espíritu de mi animal toma vuelo revelándome lo que debo ver. En este momento, el tótem de mi animal se conecta conmigo amorosamente”.

Repitiendo esta frase o una invocación similar, persuadirás a tu ego y a tu mente ordinaria a que se relajen, mientras tu espíritu e intuición comienzan a expandirse para alcanzar el contacto con tu tótem animal. Eventualmente te encontrarás a ti dejándote llevar hacia el sueño (o el estado alfa de meditación). Relájate y déjate llevar por él, tu tótem animal está listo para presentarse ante ti.

5. Ya sea volviendo de una caminata o retornando de una meditación profunda, escribe tu experiencia en el diario. Esto es esencial. No te conviene depender de tu memoria en un asunto tan delicado. Los sueños y la meditación pueden ser muy esquivos, y como el viento, pueden desvanecerse y desaparecer. Es importante registrar nuestras experiencias al respecto, así nuestra mente podrá digerir luego los sucesos relacionados con nuestro tótem animal. Escribirlos también nos permite tener un punto de referencia al determinar las características de nuestro animal, y nos ayudará a interpretar los mensajes que nuestro animal está comunicándonos.

6. Anotar cada detalle; por ejemplo:

  • ¿Qué hacía tu animal cuando lo viste? ¿Volaba? ¿Nadaba?
  • ¿Cómo se veía exactamente? ¿Sano? ¿Enfermo?
  • ¿De qué color era? ¿Natural? ¿Inusual?
  • ¿Cómo era el entorno? ¿Boscoso? ¿Desértico? ¿Estaba en aguas tenebrosas?

7. Tomate un descanso. Después de un tiempo, algunas horas, o un día –vuelve al diario de tu tótem animal y lee con atención lo que escribiste en él. Comienza la búsqueda de tu animal que se revele o presenta. Sigue uniendo las características similares, junto con otros detalles asociados con la aparición de tu animal durante el sueño o la meditación. Eventualmente, comenzarás a unir las partes de un hermoso “tapiz” de profundo entendimiento de ti mismo, tu vida y tu realidad.

8. Repite este proceso para percibir los continuos mensajes y una comprensión más profunda de quien eres.

Siguiendo estas indicaciones, irás fortaleciéndote en tus habilidades interpretativas, confiando más en tu intuición y trabajo conjunto con tu tótem animal. Más adelante, a medida que crezcas en este proceso, los espíritus animales se mostrarán así mismos con más frecuencia, a medida que sientan tu confidencia así como y respeto por su presencia.

Por favor, no te desalientes si los animales no aparecen a tu convocatoria las primeras veces. Esto es un proceso, y como cualquier otro proceso, tomará un poco de tiempo y paciencia poder lograrlo.

Sé minucioso, y sabe que el espíritu de tu animal está tan deseoso de comunicarse con vos como tÚ con él.

Te sugiero que tampoco te enredes en el proceso de esta guía. Si encuentras un mejor proceso para identificar o contactar a tu tótem animal, ¡úsalo! Esta es solamente una guía para una experiencia muy personal. En última instancia tú eres la única persona llamada a hacer el intento.

Finalmente, este proceso es cooperativo. Debemos respetar el espíritu del mundo animal, invocando humildemente a nuestro animal a presentarse ante nosotros, y agradeciéndole cada vez que lo haga.

Bien, mis queridos amigos, creo que por ahora podemos dejarlo aquí, para que ustedes vayan incursionando en estos aspectos y puedan realmente sentir la energía de nosotros los animales. Nos encontramos en la próxima; saludos de la Hormiga y Azton.

1 comentario:

  1. ta super lindo y educativo su blog gg
    siga adelante DTB

    ResponderEliminar